atras.gif (4823 bytes)                                            ENFERMEDADES VENÉREAS

GONORREA EN EL HOMBRE  - GONORREA EN LA MUJER - SÍFILIS - CANDIDIASIS - CHLAMIDIA - CONDILOMA ACUMINADO - HERPES SIMPLE GENITAL - VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO -

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (también conocida como blenorragia) ocasionada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae (o gonococo). Ver también Gonorrea en la Mujer.

                        CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La Gonorrea es una de las enfermedades bacterianas más comunes, y su transmisión suele producirse durante la relación sexual, tanto por vía vaginal como anal u oral. La gonorrea es una enfermedad altamente contagiosa, y todos los países exigen su comunicación a las autoridades sanitarias.

La incidencia es de 1 de cada 687 habitantes al año .

Aunque la gonorrea se da en todas las zonas geográficas y clases sociales, no presenta una distribución uniforme en la población ya que tiene una mayor incidencia en:

·        Zonas urbanas importantes.

·        Poblaciones con niveles inferiores de educación.

·        Personas de nivel socioeconómico inferior.

·        Personas con edad comprendida entre 15 y 29 años.

·        Personas con parejas sexuales múltiples.

·        Los factores de riesgo también incluyen tener una pareja con una historia pasada de cualquier ETS, y practicar el sexo sin protección (sexo sin el uso de un preservativo).

El periodo medio de incubación de la gonorrea se sitúa entre los 2 posteriores al contacto sexual con una pareja infectada. Los síntomas pueden no aparecer hasta pasadas 2 semanas.

El síntoma inicial más frecuente es una descarga uretral mucosa (blanquecina o clara) o purulenta (gruesa, amarillenta). Aparece en la apertura del pene y puede manchar el calzoncillo. Otros síntomas iniciales incluyen dolor al orinar y sensación de quemazón en la uretra. Un numero pequeño de hombres no tendrá síntomas.

La gonorrea anorrectal es más común en hombres homosexuales (se encuentra también en aproximadamente un 50% de mujeres con la gonorrea). La mayor parte de la personas con gonorrea anorrectal no presenta síntomas pero, caso de tenerlos, el más típico es la proctitis.

Un porcentaje pequeño de personas con gonorrea tiene únicamente infección de garganta (faringitis gonocócica).

Del 10% al 25% de hombres homosexuales (10 al 20% de mujeres) con gonorrea también desarrollan faringitis gonocócica.

La conjuntivitis gonocócica (infección de ojo) es muy rara en adultos. Normalmente sólo se da en recién nacidos de madre con gonorrea, y se llama oftalmía neonatal.

La gonorrea se asocia frecuentemente a la presencia de otras enfermedades transmitidas sexualmente ( ETS)

PREVENCIÓN

La abstinencia sexual es el único método absolutamente seguro de evitar la gonorrea, pero no resulta práctico ni razonable para muchas personas. Los comportamientos de sexo seguro pueden reducir el riesgo. La relación sexual con una única persona libre de cualquier ETS es, actualmente, la medida preventiva más aceptable.

El uso de preservativo en ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contagiarse una ETS siempre que se emplee adecuadamente: el preservativo debe de estar puesto desde el principio hasta el final del acto sexual y debería usarse siempre que se practique la actividad sexual con una pareja en la que se sospeche la existencia de una ETS.

El tratamiento de los dos componentes de la pareja es esencial para prevenir la reinfección, y es una de las razones por las que esta enfermedad es de declaración obligatoria. La gonorrea es una enfermedad relativamente fácil de curar y erradicar, pues el germen causante sólo se encuentra sobre las mucosas de los humanos.

SÍNTOMAS

·        Urgencia o frecuencia urinaria aumentadas.

·        Incontinencia urinaria.

·        Descarga uretral.

·        Dolor al orinar.

·        Enrojecimiento y escozor de la apertura del pene (uretra)

·        Testículos inflamados.

ANÁLISIS Y TEST

Un diagnóstico preliminar inmediato de gonorrea puede hacerse durante el examen físico. Se toma una muestra del exudado uretral y se examina bajo el microscopio (con ayuda de una técnica conocida como tinción de Gram. Los gérmenes Neisseria aparecen en rojo (Gram negativos) y en esferas agrupadas de dos en dos (diplococos), dentro de las células de la muestra. El aspecto de estos diplococos Gram negativos es suficiente para una presunción diagnóstica de gonorrea.

Las cultivos dan información absoluta de infección. Los organismos de Neisseria pueden crecer sobre cualquier membrana mucosa. La elección del sitio del cultivo se determina dependiendo de la persona, preferencia sexual, y prácticas sexuales. Generalmente, los cultivos se obtienen de la uretra, ano, o garganta. Los laboratorios pueden dar un diagnóstico preliminar frecuentemente dentro de 24 horas y confirmado dentro de 72 horas.

TRATAMIENTO

Hay dos aspectos a tratar en una ETS, especialmente si es tan contagiosa como la gonorrea. El primero es curar a la persona afectada. El segundo consiste en localizar todos los contactos sexuales para tratar de prevenir la diseminación adicional de la enfermedad.

Durante la guerra de Viet Nam se comprobó que la gonorrea se hacia resistente a la penicilina y tetraciclina. Esta resistencia ha aumentado en los últimos años. Por ello se han diseñado nuevas pautas de tratamiento con varios tipos de antibióticos de última generación, más potentes:

·        Ceftriaxona, 125 mg intramuscular, una vez.

·        Cefixima, 400 mg oral, una vez.

·        Ciprofloxacino, 500 mg oral, una vez.

·        Ofloxacina, 400 mg oral, una vez.

·        Spectinomicina, 2 g intramuscular, una vez.

·        Cefuroxima Axotal, 1 g oral, una vez.

·        Cefpodoxima proxetil, 200 mg oral, una vez.

·        Enoxacina, 400 mg oral, una vez.

·        Eritromicina, 500 mg oral, cuatro veces por día por una de semana.

Es importante hacer una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento y hacer nuevos cultivos para confirmar la cura de la infección.

PRONÓSTICO

desde el inicio, el resultado es bueno: no hay cicatrices permanentes en la uretra ni diseminación de la infección a otras partes del cuerpo.

COMPLICACIONES

La gonorrea no tratada puede diseminarse a otras partes del cuerpo, ocasionando varias complicaciones:

·        Absceso periuretral.

·        Artritis gonocócica.

·        Faringitis gonocócica.

·        Conjuntivitis gonocócica.

·        Infección o inflamación del sistema reproductivo del hombre:

·       Epididimitis

·       Prostatitis.

·       Vesiculitis seminal.

·       Coperitis.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

Si tiene síntomas de gonorrea debe acudir a su médico inmediatamente.

Informar a las autoridades sanitarias permite realizar estadísticas precisas sobre el numero de casos, y tratar los otros contactos infectados quienes pueden transmitir la enfermedad.

Si usted realiza prácticas sexuales de riesgo (parejas múltiples, parejas desconocidas, parejas de alto riesgo, etc...), debería ser periódicamente examinado para detectar la posible presencia asintomática de la enfermedad.

   ¿QUÉ MÉDICO ME PUEDE TRATAR?

·        URÓLOGOS

·        ANDRÓLOGOS

 

GONORREA EN LA MUJER

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (también conocida como blenorragia) ocasionada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae (o gonococo). Ver también Gonorrea en el Varón

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La Gonorrea es una de las enfermedades bacterianas más comunes, y su transmisión suele producirse durante la relación sexual, tanto por vía vaginal como anal u oral. La gonorrea es una enfermedad altamente contagiosa, y todos los países exigen su comunicación a las autoridades sanitarias.

La incidencia es de 1 de cada 687 habitantes al año .

Aunque la gonorrea se da en todas las zonas geográficas y clases sociales, no presenta una distribución uniforme en la población ya que tiene una mayor incidencia en:

·        Zonas urbanas importantes.

·        Poblaciones con niveles inferiores de educación.

·        Personas de nivel socioeconómico inferior.

·        Personas con edad comprendida entre 15 y 29 años.

·        Personas con parejas sexuales múltiples.

·        Los factores de riesgo también incluyen tener una pareja con una historia pasada de cualquier ETS, y practicar el sexo sin protección (sexo sin el uso de un preservativo).

En adolescentes y niños, la transmisión puede ocurrir por un contacto no sexual, pero es raro. En el varón, el riesgo de adquirir gonorrea después de un intercambio vaginal con una mujer infectada es de aproximadamente 20% (1 oportunidad en 5).En las mujeres el riesgo de adquirir gonorrea de un varón infectado es más alto.

El germen causante puede infectar la garganta, produciendo un dolor intenso (faringitis gonocócica); la vagina, ocasionando una irritación de la vagina con drenaje (vaginitis). Puede infectarse también el ano y recto, produciéndose una enfermedad llamada proctitis. Además, el germen puede extenderse a otras partes del sistema reproductor de la mujer, a través del cérvix y útero hasta las trompas de falopio (conductos entre los ovarios y el útero)

En las trompas de falopio la infección se llama EPI (enfermedad pélvica inflamatoria), lo cual ocurre entre el 10 y 15% de las mujeres con gonorrea no tratada. Si la enfermedad se extiende más allá de la trompas de Falopio, hacia el peritoneo, se produce una infección generalizada en el abdomen (peritonitis). Las bacterias también pueden extenderse a través del torrente sanguíneo, ocasionando una gonococemia y, finalmente (más en mujeres jóvenes) establecerse en las articulaciones (artritis gonocócica).

En raras ocasiones la gonorrea se transmite por vía no sexual. Una mujer infectada puede transmitir la infección a su bebé durante el parto, ocasionando una oftalmía neonatal (conjuntivitis gonocócica). Las niñas pueden adquirir la enfermedad por el contacto íntimo con algún objeto contaminado (como una toalla húmeda), desarrollando entonces una infección severa llamada vulvovaginitis.

Desgraciadamente, un 50% de las mujeres con gonorrea no tienen síntomas. Pueden ser, así, totalmente inconscientes de su enfermedad y no tratarse, lo que aumenta el riesgo de contagio.

El periodo medio de incubación de la gonorrea se sitúa entre los 2 y los 5 días posteriores al contacto sexual con una pareja infectada.

El síntoma inicial más frecuente es una descarga vaginal y aumento en la frecuencia urinaria, así como molestias urinarias (disuria). La diseminación de germen hacia las trompas de Falopio y abdomen puede ocasionar dolor en la parte baja del abdomen, encogimiento, fiebre y síntomas generalizados de infección bacteriana.

Finalmente la gonorrea puede producir cicatrices en las trompas de Falopio y esterilidad permanente (imposibilidad de quedar embarazada). Esta cicatriz formada alrededor del útero y las trompas puede ocasionar dolor durante el acto sexual y dolor pélvico crónico.

La gonorrea se asocia frecuentemente a otras enfermedades transmitidas sexualmente (ETS). Casi la mitad de las mujeres con gonorrea se infectan también con Clamidia, otra bacteria muy común que puede producir esterilidad. Las mujeres con gonorrea deben pedir análisis de otras ETS, incluyendo el SIDA.

PREVENCIÓN

La abstinencia sexual es el único método absolutamente seguro de evitar la gonorrea, pero no resulta práctico ni razonable para muchas personas. Los comportamientos de sexo seguro pueden reducir el riesgo. La relación sexual con una única persona libre de cualquier ETS es, actualmente, la medida preventiva más aceptable.

El uso de preservativo en ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contagiarse una ETS siempre que se emplee adecuadamente: el preservativo debe de estar puesto desde el principio hasta el final del acto sexual y debería usarse siempre que se practique la actividad sexual con una pareja en la que se sospeche la existencia de una ETS.

El tratamiento de los dos componentes de la pareja es esencial para prevenir la reinfección, y es una de las razones por las que esta enfermedad es de declaración obligatoria. La gonorrea es una enfermedad relativamente fácil de curar y erradicar, pues el germen causante sólo se encuentra sobre las mucosas de los humanos.

SÍNTOMAS

·        Urgencia o frecuencia urinaria aumentadas.

·        Incontinencia urinaria.

·        Micción entrecortada.

·        Descarga vaginal.

·        Dolor o quemazón al orinar.

·        Relación sexual dolorosa

·        Úlceras en la garganta.

ANÁLISIS Y TEST

Un diagnóstico preliminar inmediato de gonorrea puede hacerse durante el examen físico. Se toma una muestra del cérvix (o de otro lugar, dependiendo de varios factores) y se examina bajo el microscopio (con ayuda de una técnica conocida como tinción de Gram). Los gérmenes Neisseria aparecen en rojo (Gram negativos) y en esferas agrupadas de dos en dos (diplococos), dentro de las células de la muestra. El aspecto de estos diplococos Gram negativos es suficiente para una presunción diagnóstica de gonorrea.

Las cultivos dan información absoluta de infección. Los organismos de Neisseria pueden crecer sobre cualquier membrana mucosa. La elección del sitio del cultivo se determina dependiendo de la persona, preferencia sexual, y prácticas sexuales. Generalmente, los cultivos se obtienen de la vagina, cérvix, uretra, ano, o garganta (faringe). Los laboratorios pueden dar un diagnóstico preliminar frecuentemente dentro de 24 horas y confirmado dentro de 72 horas.

TRATAMIENTO

Hay dos aspectos a tratar en una ETS, especialmente si es tan contagiosa como la gonorrea. El primero es curar a la persona afectada. El segundo consiste en localizar todos los contactos sexuales para tratar de prevenir la diseminación adicional de la enfermedad.

Durante la guerra de Viet Nam se comprobó que la gonorrea se hacia resistente a la penicilina y tetraciclina. Esta resistencia ha aumentado en los últimos años. Por ello se han diseñado nuevas pautas de tratamiento con varios tipos de antibióticos de última generación, más potentes:

·        Ceftriaxona, 125 mg intramuscular, una vez.

·        Cefixima, 400 mg oral, una vez.

·        Ciprofloxacino, 500 mg oral, una vez.

·        Ofloxacina, 400 mg oral, una vez.

·        Spectinomicina, 2 g intramuscular, una vez.

·        Cefuroxima Axotal, 1 g oral, una vez.

·        Cefpodoxima proxetil, 200 mg oral, una vez.

·        Enoxacina, 400 mg oral, una vez.

·        Eritromicina, 500 mg oral, cuatro veces por día por una de semana.

Es importante hacer una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento y hacer nuevos cultivos para confirmar la cura de la infección (especialmente en los casos asintomáticos).

PRONÓSTICO

Cuando la gonorrea se trata inmediatamente desde el inicio, el resultado es bueno: no hay cicatrices permanentes ni esterilidad.

COMPLICACIONES

La gonorrea no tratada puede diseminarse a otras partes del cuerpo, ocasionando varias complicaciones:

·        Salpingitis.

·        Enfermedad inflamatoria pélvica.

·        Peritonitis.

·        Gonococemia.

·        Artritis gonocócica.

·        Faringitis gonocócica.

·        Conjuntivitis gonocócica.

·        Vulvovaginitis

·        Esterilidad

·        Dispareunia.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

Si tiene síntomas de gonorrea debe acudir a su médico inmediatamente.

Informar a las autoridades sanitarias permite realizar estadísticas precisas sobre el numero de casos, y tratar los otros contactos infectados quienes pueden transmitir la enfermedad.

Si usted realiza prácticas sexuales de riesgo (parejas múltiples, parejas desconocidas, parejas de alto riesgo, etc...), debería ser periódicamente examinado para detectar la posible presencia asintomática de la enfermedad.

¿QUÉ MÉDICO ME PUEDE TRATAR?

·        URÓLOGOS

·        GINECÓLOGOS

 

 

            SÍFILIS

La sífilis es una enfermedad transmitida sexualmente (ETS) que es curable y se causa por una bacteria llamada espiroqueta. El nombre científico de espiroqueta es Treponema pallidum. La infección suele causar una llaga abierta que se llama chancro y aparece en el sitio de la infección. Desde el chancro, la espiroqueta se pasa por todo el cuerpo. La infección de sífilis ocurre en cuatro etapas llamadas primaria, secundaria, latente y del tercer nivel o tardía.

Se estima que más de 20,000 nuevos casos de sífilis ocurren cada año en los Estados Unidos y la tasa de sífilis en la mayor parte del país, ha sido una de las mas bajas. Sin embargo, aquí en el condado King, estado de Washington, hemos visto un aumento en infecciones de sífilis. No habían casos nuevos en 1995 a 1996, pero ahora detectamos más de 60 a 70 casos cada año. El 85% de los casos recientes han ocurrido en hombres homosexuales.

Cuáles son los síntomas de la sífilis?

La sífilis tiene varias etapas. Los síntomas varían con cada etapa, pero frecuentemente no hay síntomas, aunque puede estar causando un daño serio.

¿Qué ocurre si tengo sífilis?

La sífilis primaria.

Una llaga abierta sin dolor, un chancro, suele aparecer de 3 semanas hasta 3 meses después de una infección. Un chancro se puede aparecer en casi cualquier parte del cuerpo. Los sitios más comunes son en el pene para los hombres y cerca a la vagina o la labia en las mujeres o también en al ano o recto. De vez en cuando aparece un chancro en los labios o en la boca. Las glándulas se pueden hinchar también cerca al chancro por ejemplo. Si un chancro se encuentra en el pene o cerca a la vagina, las glándulas en la ingle suelen hincharse. Ambos chancros y cualquier glándula hinchada suelen durar de 3 a 6 semanas, luego desaparecen. Pero la infección no desaparece, solo pasa a la etapa secundaria.

La sífilis secundaria.

Los síntomas de la sífilis secundaria suelen aparecer de 2 a 3 meses después de infectarse. A veces ocurren al mismo tiempo que la sífilis primaria, pero en otras ocasiones, los síntomas se tardan hasta 6 meses. El síntoma más común es un brote en la piel que puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo y frecuentemente a diferencia de la mayoría de los brotes, involucra las palmas de las manos o las plantas de los pies. El brote no causa picazón.

Otros síntomas comunes son las glándulas hinchadas en varios sitios del cuerpo, una fiebre, cansancio, una pérdida de pelo no consistente, una pérdida de peso y dolor de cabeza. Los síntomas son iguales como muchos otros problemas de salud, así que la sífilis se ha llamado el "gran imitador". Los síntomas secundarios de la sífilis suelen tardar de 1 a 3 meses, pero a veces tardan mas tiempo y de vez en cuando, los síntomas se van y vienen en el período de un año a dos. Pero aunque algunos de los síntomas de sífilis secundarios se aclaran, la infección continúa.

La sífilis latente.

La sífilis latente no causa síntomas. La infección se puede detectar solo por una prueba de sangre. Si no se trata, la sífilis latente continúa de por vida. Muchas de las infecciones nunca causan problemas serios, pero frecuentemente la enfermedad progresa a la etapa final que se llama la sífilis del tercer nivel.

La sífilis del tercer nivel o tardía.

Un tercio de las personas con sífilis no tratada, sufren daños a varios órganos y sistemas corporales. La sífilis del tercer nivel puede aparecer en cualquier tiempo desde un año hasta 50 años después de adquirir la sífilis, la mayoría de los casos ocurren en el período de 20 años. Los órganos atacados con más frecuencia son el cerebro, el corazón, el hígado y los huesos. La sífilis del tercer nivel puede causar parálisis, problemas mentales, ceguera, sordera, insuficiencia cardiaca y la muerte.

La sífilis congénita.

La sífilis congénita ocurre cuando una mujer embarazada con sífilis pasa la infección en la matriz a su bebé. La sífilis congénita es la forma más seria de la enfermedad. Muchos casos resultan en un aborto espontáneo o un nacido muerto y los niños que sobreviven pueden tener problemas serios del cerebro, el hígado y otros órganos. Algunos de estos problemas pueden ser fatales o causar incapacidades por toda la vida. A veces la sífilis congénita pasa sin ser detectada en el nacimiento, pero se aparece mas tarde en la niñez o aun cuando ya es adulto. La sífilis congénita es más probable si la madre tiene sífilis primaria o secundaria al embarazarse.

¿Qué me pasa si tengo sífilis?

Si la sífilis no se cura, la infección progresará de la etapa primaria a secundaria, latente y tal vez el tercer nivel, como se ha descrito antes. Si una mujer infectada sale embarazada, su bebé puede adquirir sífilis congénita. El tratamiento detiene la infección, pero si un órgano ya está dañado, especialmente en el tercer nivel de sífilis, el daño no se puede reparar y los problemas de salud muy serios, pueden continuar.

¿Cómo se transmite la sífilis?

Se adquiere la sífilis a través el sexo con alguien quien se ha infectado con sífilis por menos de un año, por ejemplo alguien con la sífilis primaria, sífilis secundaria, o sífilis latente por menos de un año.

La sífilis latente de mas de un año y la sífilis del tercer nivel ya no se puede transmitir a través del sexo. La bacteria de sífilis es bien frágil y se muere rápidamente fuera del cuerpo. El riesgo de la transmisión sin un acto sexual es muy bajo. La sífilis congénita se transmite internamente, a través de la sangre de una mujer infectada directamente a su bebé en la matriz.

¿Cómo evito contagiarme con la sífilis?

Abstenerse de la actividad sexual es la manera más segura de evitar infectarse con la sífilis, es decir no tenier el sexo anal, oral o vaginal.

La próxima manera más segura es limitar el sexo con una pareja no infectada quien solo tiene el sexo con usted, es decir la monogamia mutua.

Para los que deciden estar activos sexualmente fuera de una relación a largo plazo o permanente, deberían usar condones correctamente y consistentemente para disminuir el riesgo de transmisión.

Evite el sexo si nota síntomas sospechosos. Si piensa que puede tener la sífilis (o cualquier ETS), busque cuidado de inmediato en una clínica local para ETS, un hospital, o un proveedor médico.

Ante de tener el sexo, hable con su pareja(s) sobre la sífilis y otras ETSs. Establezca una estrategia para reducir riesgo que sea cómoda para ambos.

Si tiene la sífilis (o cualquier ETS), avise a todas tus parejas sexuales para que también puedan buscar y conseguir tratamiento.

¿Cómo me doy cuenta si tengo la sífilis? (diagnóstico)

Solo un profesional de salud puede diagnosticar la sífilis. Las pruebas para la sífilis primaria y secundaria incluyen pruebas de sangre y líquidos de un chancro abierto. A veces tomar líquido espinal es necesario para establecer la presencia de sífilis en el líquido espinal. Es especialmente importante, cuando la sífilis ha estado presente por mas de un año, cuando un tratamiento previo ha fracasado o cuando el proveedor médico tiene otras razones para sospechar una infección en el sistema nervioso.

¿Cuál es el tratamiento para la sífilis?

Las inyecciones de penicilina son el tratamiento principal para la sífilis. Una inyección de penicilina de largo plazo suele ser suficiente para curar la sífilis primaria o secundaria. Una infección de mas de un año de duración o una infección del sistema nervioso, suele requerir varias dosis de penicilina durante una temporada de 3 semanas.

Importante: muchos antibióticos comunes no funcionan contra la sífilis. Nunca tome tratamiento de antibióticos que sobraron de una receta anterior.

 

Manejo de las parejas sexuales

Las parejas sexuales de una persona diagnosticada con la sífilis deben ser avisadas y la mayoría deberían ser tratados para una posible infección de sífilis incluso antes de que se sepan los resultados de una prueba diagnóstica. Salud Pública en Seattle-Condado King trabaja con cada paciente para asegurar que todas las parejas posiblemente infectadas se examinen y traten.

Esto significa que hay que pedirle a personas con sífilis que provean los nombres de personas de todas las parejas sexuales desde que empezó la infección. Salud Pública no comparte esta información con NADIE. Salud Pública usa esta información para informarle a personas que es posible que hayan sido expuestos a la sífilis y ofrecer pruebas y tratamiento. Salud Pública NO identifica quién le ha podido contagiar con la sífilis.

Seguimiento: aunque los síntomas siempre se aclaran después del tratamiento, a veces el primer tratamiento no cura la infección completamente. Es muy importante repetir una prueba de sangre varias veces para asegurar que el tratamiento ha funcionado. En la mayoría de casos, esto significa que se repitan las pruebas de sangre 3 meses, 6 meses y un año después del tratamiento.

Recursos e información - Hospital Muñiz de Buenos Aires

extraído de: Public Health - Seattle & King County

     CANDIDIASIS                           ¿QUE ES LA CANDIDIASIS?
La candidiasis es una infección causada por una levadura común. Esta levadura (hongo) se encuentra en casi toda la gente. Un sistema inmune saludable lo tiene bajo control. Candidiasis es una infección oportunista muy comuna en personas con VIH. Normalmente infecta la boca, garganta o vagina.

En la boca aparecen áreas blancas similares a queso de la cabaña o manchitas rojas. Puede causar el dolor de garganta, dolor al tragar, náusea y pérdida de apetito. La infección puede extenderse más profundamente en la garganta. Cuando esto pasa, se llama esofagitis.

La candidiasis es una infección de levadura vaginal común. Los síntomas de vaginitis incluyen un sentido de picazón o quemazón y un desecho blanquecino espeso.


¿PUEDE PREVENIRSE?
No hay ninguna manera de prevenir la exposición a candida. Normalmente no se usan medicamentos para prevenir la candidiasis porque:

  • No es muy peligrosa
  • Hay medicamentos eficaces para tratarla
  • La levadura podría desarrollar la resistencia a los medicamentos.

¿COMO SE TRATA?
La meta del tratamiento no se librará de la levadura. Pero necesita ser controlado para que no se multiplique demasiado.

Un sistema inmune saludable puede mantenerla en equilibrio. Las bacterias normalmente encontradas en el cuerpo también pueden controlar la candida. Algunos antibióticos matan esta bacteria útil y pueden causar la candida.

Los tratamientos para la candidiasis pueden ser locales o sistémicos. Tratamientos locales se aplican donde la infección se encuentra. Tratamientos sistémicos afectan el cuerpo entero. Muchos doctores prefieren usar los tratamientos locales al principio. Estos ponen la medicación directamente donde se necesita. Tienen menos efectos secundarios que los tratamientos sistémicos. También hay menos riesgo que candida desarrolle resistencia a los medicamentos. Los medicamentos que se usan contra la candida son los "antihongos." Casi todos sus nombres se terminan en "-azole."

Los tratamientos locales incluyen cremas, supositorios para tratar la vaginitis, líquidos y "troches" o pastillas que se disuelven en la boca. Los tratamientos locales pueden causar la picazón o irritación donde se usan.

El tratamiento sistémico se necesita si los tratamientos locales no sirven, o si la infección se ha extendido en la garganta (esofagitis). Algunos medicamentos sistémicos se toman en forma de píldora. Sus efectos secundarios más comunes son náusea, vómito y dolor abdominal. Menos de 20% de las personas sienten estos efectos secundarios.

La candidiasis puede regresar repetidamente. Por eso, algunos doctores prescriben medicamentos antihongos a largo plazo. Esto puede causar resistencia. La levadura deforma de manera que lo medicamento deja de funcionar.

La amfotericina B puede usarse para casos serios que no responden a otros medicamentos. Esta es un medicamento muy potente y tóxico, dado intravenosamente. Los efectos secundarios mayores son problemas del riñón y anemia. Otras reacciones incluyen fiebre, fríos, náusea, vómito, y dolor de cabeza. Estas normalmente mejoran después de las primeras dosis.


TERAPIAS NATURALES
Algunas terapias sin medicamentos parecen mejorar la candidiasis. Ninguna de éstas se ha estudiado cuidadosamente para mostrar su acción contra la candidiasis:

  • Reducir la cantidad de azúcar que come.
  • Se usa un té hecho de Pau d'Arco, el ladrido de un árbol suramericano. Debe tener propiedades antihongos.
  • Al ajo se le atribuyen propiedades antihongos y antibacterianas. Sin embargo, el ajo puede interferir con los inhibidores de proteasa contra el VIH.
  • El aceite del "Tea tree" puede diluirse en el agua y gargarizarse.
  • Lactobacillus (acidofilus), que se encuentra en yogur, es una bacteria que controla los hongos. Puede ayudarle después de tomar antibióticos.
  • El ácido Gamma linoléico (AGL) y la Biotina parecen ayudar a prevenir que la candida se extiende. AGL se encuentra en algunos aceites. El biotina es una vitamina B.

EN POCAS PALABRAS
La candida es una infección muy común causada por una levadura (un hongo). El hongo normalmente vive en el cuerpo. No puede eliminarse.

La mayoría de las infecciones de candida se trata fácilmente con terapias locales. En personas con sistemas inmunológicos debilitados, estas infecciones son más persistentes. Medicamentos sistémicos contra los hongos pueden tomarse, pero la candida podría ponerse resistente a ellos. El medicamento antihongos más potente, amfotericina B, tiene efectos secundarios serios.

Varias terapias naturales parecen ser útiles para controlar las infecciones de candida.

 

       CHLAMIDIA                       ¿Qué es la chlamydia?

Chlamydia ó Chlamydia trachomatis es una clase de bacterias que causan enfermedad transmitida sexualmente (ETS) en el ser humano. La infección con Chlamydia puede dar lugar a uretritis, epididymitis, cervicitis, a la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), y a otras condiciones.

¿Cuáles son los síntomas de chlamydia?

Las personas infectadas con chlamydia pueden tener una descarga por el pene ó vagina, y pueden notar como que quema al orinar. Las infecciones en el recto pueden causar problemas ó dolor. En muchos casos, la persona no notan ningun síntoma (50% mujeres y 25% de hombres).

¿Qué tan pronto aparecen los síntomas?

Si hay síntomas, generalmente aparecen de 1 a 2 semanas después del contagio.

¿Cómo se diagnostica la chlamydia?

Usted necesitará visitar a su médico para ser examinado. Se necesita una prueba de laboratorio para determinar si usted tiene chlamydia.

¿Cómo se trasmite la chlamydia?

La Chlamydia se trasmite a través de contacto sexual genital ó anal. Esto incluye el contacto del pene a la vagina ó al recto. Puede también ser trasmitida de la madre al niño durante el nacimiento.

¿Quién contrae la chlamydia?

Cualquier persona que tenga sexo genital ó anal puede ser infectada con Chlamydia.  La Chlamydia es la enfermedad transmitida por la via sexual más común en los Estados Unidos.

¿Cuál es el tratamiento para la chlamydia?

La Chlamydia se trata con antibióticos generalmente en forma de píldora, y es importante terminar toda la medicina indicada.

¿Qué sucede si la chlamydia no es tratada?

Sin tratamiento, hay una buena posibilidad de desarrollar complicaciones. Las mujeres desarrollan con frecuencia la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), una condición dolorosa que ocurre cuando la infección se extiende a los órganos reproductivos. La EPI puede causar esterilidad en mujeres.  Los hombres pueden sufrir dolor e hinchazón en el área escrotal, y la infección por chlamydia puede también conducir a esterilidad en los hombres.

¿Cómo puede prevenirse la chlamydia?

No teniendo sexo genital ó anal es la única manera segura de evitar la infección por chlamydia y cualquier otra enfermedad transmitida sexualmente (ETS ó STD en Inglés).  Si nó, la limitación del número de parejas sexuales reduce el riesgo de ser infectado.   Usar condones ó preservativos con todas las parejas sexuales disminuye la posibilidad de infección.  Si usted piensa que esta infectado, evite cualquier contacto sexual hasta que vea al doctor, vaya a un hospital, departamento local de salud ó clínica de ETS.  Si esta infectado, notifique a sus parejas sexuales inmediatamente para que así puedan ser atendidos y tratados.

 

CONDILOMA ACUMINADO

·        Condiloma.

·        Condiloma acuminata.

·        Verrugas en el pene.

·        Virus del papiloma humano (VPH).

·        Verrugas venéreas.

DEFINICIÓN

Enfermedad vírica de la piel caracterizada por el crecimiento de una verruga blanda en los genitales o en la región anal. En los adultos, el trastorno se considera una enfermedad de transmisión sexual (ETS), pero en niños el virus aparece o se transmite con o sin el contacto sexual.

CAUSAS, INCIDENDIA Y FACTORES DE RIESGO

Los condilomas son ocasionados por el virus de papiloma humano (VPH). Los virus del papiloma ocasionan pequeños crecimientos (verrugas) sobre la piel y membranas mucosas. La infección de las regiones anales y genitales con VPH puede ocasionar verrugas (condiloma ano-genital) sobre el pene, vulva, uretra, vagina, cuello del útero, y alrededor del ano (perianal).

Han sido clasificados más de 50 tipos diferentes de VPH. Los tipos más severos, incluyendo los tipos 6 y 11, se asocian con abultamiento y aspereza, y las verrugas genitales son fácilmente visibles (especialmente en mujeres). Los otros tipos se asocian con verrugas planas. Hay otros tipos más importantes que se asocian con cambios pre-malignos y malignos en el cuello del útero (manchas anormales en el Papanicolau). Estos comprenden los tipos 16, 18, 31, 39, 45, 51, y 52. La investigación también nos muestra que la presencia conjunta de VPH y el virus de herpes es un buen predictor del cáncer cervical.

Las lesiones sobre los genitales externos se reconocen fácilmente (verruga en coliflor). En el pene, las verrugas genitales tienden a ser más pequeñas que sobre los genitales femeninos o que las perianales en ambos sexos. Los condilomas crecen mejor en el área genital húmeda. Son ásperos, coloreados y duros apareciendo solos o en racimos. Si no se tratan, las verrugas alrededor del ano y de la vulva pueden agrandarse rápidamente tomando un aspecto de coliflor ya que el mantener el área infectada seca puede ser un problema, y las verrugas se asientan frecuentemente en las áreas húmedas.

En las mujeres el VPH puede invadir la vagina y el cuello del útero. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin procedimientos especiales. Como el VPH puede ser el principio de un cambio precanceroso en el cuello del útero (displasia cervical), es importante que se diagnostique y trate. Para detectar el VPH es importante hacer la prueba de Papanicolau regularmente.

La infección por VPH es muy frecuente, aunque la mayoría de personas afectadas no tiene síntomas (son asintomáticos). En varios estudios hechos en colegios con mujeres, aproximadamente la mitad eran positivas para VPH; aunque solo de un 1% a un 2% había tenido verrugas visibles. La incidencia de verrugas genitales parece aumentar rápidamente, aunque esto puede ser debido a una mejora en el diagnóstico.

Entre los factores de riesgo de las verrugas genitales se incluyen las parejas sexuales múltiples, parejas de desconocidos, mal uso del preservativo, y el inicio temprano de la actividad sexual. En niños, aunque el virus puede transmitirse no sexualmente, la presencia de condiloma acuminata debería despertar sospechas de abuso sexual.

PREVENCIÓN

Como con todas las enfermedades de transmisión sexual, la abstinencia total es la única manera segura de evitar verrugas venéreas. Una relación monógama sexual con una persona conocida sana (libre de enfermedad) es la manera más práctica de evitar enfermedades de transmisión sexual.

El preservativo previene de la infección por VPH, y cuando se usa correcta y coherentemente, proporciona una buena protección no solamente contra el VPH sino también contra otras ETS.

SÍNTOMAS

  • Aparición de tumores sobre los genitales de aspecto verrugoso que han aumentado.
  • Lesiones superficiales de aspecto coloreado que han aumentado.
  • Lesiones genitales.
  • Úlceras genitales.
  • Verrugas anales.
  • Crecimientos anormales alrededor del ano o zona genital femenina con forma de coliflor.
  • Aumento de humedad en el área de los crecimientos.
  • Picor del pene, escroto, área anal, o vulva.
  • Aumento de la descarga vaginal.
  • Sangrado vaginal anormal (no asociado con el periodo menstrual) después del acto sexual.

Nota: Frecuentemente no se notan síntomas.

ANÁLISIS Y TEST

Un examen genital da a conocer lesiones en cualquier parte de los órganos genitales externos. Estas lesiones son superficiales, de color blanquecino, delgadas o gruesas, solas o en grupo. En las mujeres, un examen pélvico puede dar a conocer crecimientos sobre las paredes vaginales o en el cuello del útero. Para ver lesiones invisibles a simple vista se puede realizar una colposcopia. El tejido de la vagina y del cuello del útero puede tratarse con ácido acético para hacer que las verrugas se hagan visibles.

Pruebas adicionales para mujeres: Un Papanicolau para ver posibles cambios asociados con el VPH. Una colposcopia para ver lesiones genitales externas o internas que son invisibles a simple vista.

TRATAMIENTO

Los tratamientos tópicos para erradicar las lesiones incluyen: ácido tricloroacético, podofilino, y nitrógeno líquido.

Los tratamientos quirúrgicos incluyen: crioterapia, electrocauterización, terapia con láser, o escisión quirúrgica .

Las parejas con relaciones sexuales con el enfermo también necesitan ser examinadas por un médico y las verrugas deben ser tratadas si aparecen. Debería practicarse la abstinencia o usarse preservativos hasta la completa desaparición de la enfermedad.

Se debe hacer un control a las pocas semanas de terminar el tratamiento. Después es suficiente con un autoexamen a no ser que empiecen a aparecer verrugas otra vez.

Las mujeres con una historia de verrugas genitales, y las mujeres de hombres con una historia de verrugas genitales, deberían hacerse un Papanicolau por lo menos cada 6 meses (las mujeres afectadas lo harán después de 3 meses de iniciado el tratamiento).

PRONÓSTICO

Con el tratamiento e identificación adecuada, las verrugas genitales normalmente pueden controlarse. Las lesiones reaparecen frecuentemente después del tratamiento.

COMPLICACIONES

Han sido identificados por lo menos 60 tipos de virus de papiloma humano. Muchos de ellos se han asociado con el cáncer cervical y vulvar. Las lesiones pueden llegar a ser numerosas y bastante grandes, requiriendo más seguimiento y tratamiento.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

Pida una cita con su médico si su pareja sexual ha sido diagnosticada de verrugas genitales, o si nota cualquiera de los síntomas descritos. Los adolescentes parecen ser sumamente susceptibles al VPH y aquellos con experiencias sexuales muy tempranas deberían ser examinados para detectar una posible infección por VPH.

¿QUÉ MÉDICO ME PUEDE TRATAR?

  • DERMATÓLOGOS
  • GINECOLOGOS
  • CIRUJANOS

                        Herpes simple genital.

DEFINICIÓN

Infección de transmisión sexual causada por virus, que se caracteriza por episodios repetidos que se desarrollan con una erupción de pequeñas ampollas, generalmente dolorosas, sobre los genitales.

CAUSAS

El herpes genital es ocasionado por dos virus que pertenecen al grupo herpesvirus hominus, conocidos, respectivamente, como herpes simple tipo 1 (HSV-1) y como herpes simple tipo 2 (HSV-2). El HSV-l es responsable, aproximadamente, del 5 al 10% de los herpes genitales. Ambos virus son transmitidos por contacto sexual. Es normal que ocurra un cruce de infecciones de tipo 1 y 2 durante el contacto sexual oral - genital.

La infección inicial de herpes oral ocurre normalmente en la niñez y no está clasificada como una enfermedad de transmisión sexual. El 80% de la población adulta es candidata a portar el HSV-1 y puede haberlo adquirido de una forma no sexual.

La incidencia total de herpes genital está estimada en 1 de cada 1000 personas.

La infección inicial de HSV-1 o HSV-2 está caracterizada por signos y síntomas sistémicos (por todo el cuerpo) así como también por signos y síntomas locales. Entre los síntomas sistémicos están la fiebre, malestar, dolor generalizado (mialgia) y disminución del apetito. Los síntomas localizados se describen más adelante.

Cuando el virus es transmitido por las secreciones de la mucosa oral o genital, la lesión inicial se localiza sobre la región sobre la que se produce la transmisión. Los lugares más habituales son: glande y otras partes del pene, y el escroto en hombres; vulva, vagina y cervix, en mujeres. La boca, ano y cara interna de los muslos puede también ser un sitio de infección en ambos sexos.

Antes de la aparición de las ampollas, el individuo infectado experimenta un aumento de sensibilidad, quemazón o dolor en la piel, en el lugar en el cual aparecerán éstas. La piel se enrojece y se llena de múltiples vesículas pequeñas, enrojecidas y llenas de un fluido de color claro amarillento. Las ampollas se rompen dejando llagas dolorosas que, eventualmente, forman una costra y sanan en un periodo de 7 a 14 días. El brote puede estar acompañado de malestar y engrosamiento de los nódulos de la zona inguinal. En las mujeres puede aparecer una descarga vaginal y dolor al orinar (disuria). Los hombres pueden tener disuria si la lesión está cerca de la apertura de la uretra (meato).

Una vez que una persona se infecta, el virus se establece en el interior de las células nerviosas fuera del alcance de los anticuerpos. El cuerpo intenta combatirlo pero esta lucha no tiene final. El virus puede, de este modo, permanecer latente (periodo de "latencia") durante un tiempo más o menos extenso, pero repentinamente la infección se reactiva y el individuo tiene otro ataque de dolor y ampollas. Los ataques recurrentes pueden ser raros, ocurriendo sólo una vez al año, o tan frecuentes que los síntomas parecen continuos. Estos ataques recurrentes pueden ser precipitados por muchas causas como la irritación mecánica, la menstruación, la fatiga, las quemaduras del sol y otras. Las infecciones recurrentes en hombres son generalmente más leves y de duración más corta que en mujeres.

La investigación sugiere que el virus puede transmitirse a la pareja incluso cuando la enfermedad parece clínicamente ausente, de modo que una pareja sexual sin lesiones aparentes puede transmitir la enfermedad. Una diseminación asintomática puede contribuir realmente más a la diseminación del herpes genital que la misma enfermedad activa.

El virus del herpes es de especial importancia en las mujeres por varias razones. Está implicado en el cáncer de cuello uterino, especialmente cuando está presente en combinación con el virus del papiloma humano (HPV), el virus responsable de las verrugas genitales). Para las mujeres embarazadas, la presencia de HSV-1, o de HSV-2 sobre los genitales o en el canal de nacimiento, es una amenaza para el bebé. La infección en el bebé puede conducir a una meningitis herpética, a una viremia herpética, a una infección crónica en la piel o, incluso, a la muerte.

La infección por herpes supone un problema especialmente serio en las personas inmunodeprimidas (enfermos de SIDA, personas recibiendo quimioterapia, radioterapia, o que estén tomando dosis elevadas de cortisona). Estas personas pueden sufrir infecciones en varios órganos, como por ejemplo:

·        Queratitis herpética del ojo.

·        Infección persistente de la piel y membranas mucosas de la nariz, boca y garganta.

·        Esófago (esofagitis herpética).

·        Hígado (hepatitis herpética).

·        Cerebro (encefalitis).

PREVENCIÓN

La prevención es muy difícil desde el momento en que el virus puede contagiarse incluso a partir de personas infectadas que no presentan síntomas. Sin embargo, evitando el contacto directo con una lesión abierta rebajamos el riesgo de infección. Las personas con herpes genital deben evitar el contacto sexual cuando tienen las lesiones activas. Las personas con herpes genital conocido pero sin síntomas clínicos presentes deben informar a su pareja de que tienen la enfermedad. Esto permitirá a ambos usar barreras protectoras (preservativos) para prevenir el contagio.

El preservativo es la mejor protección frente al herpes genital cuando se es sexualmente activo. El uso sistemático y correcto de un preservativo ayuda a evitar el contagio.

Los preservativos se controlan para asegurar que ese virus no puede pasar través del material del cual están hechos.

Las mujeres embarazadas infectadas con el herpes simple deben hacerse cultivos semanales del cervix y genitales externos para prevenir posibles nuevos brotes. Si los cultivos son positivos, las lesiones activas están presentes y, por ello, se recomienda hacer una cesárea que evite la infección del recién nacido.

SÍNTOMAS

·        Inicialmente, sensación de calor, picor y color rosado.

·        Ampollas dolorosas llenas de fluido en el área genital o rectal.

·        Pequeñas ampollas que se funden para formar una ampolla larga.

·        Costras amarillas que se forman en las ampollas al principio de la fase de curación.

·        Fiebre suave.

·        Bultos en la ingle (linfadenopatía inguinal).

·        Micciones difíciles y dolorosas (disuria).

·        Micciones titubeantes.

·        Aumento en la frecuencia y urgencia de las micciones.

·        Relación sexual dolorosa

·        Incontinencia urinaria.

·        Llagas genitales.

ANÁLISIS Y TEST

·        Cultivos de la lesión.

·        Test de Tzanck de la lesión de la piel (muy raramente).

TRATAMIENTO

El tratamiento del herpes genital no cura la enfermedad pero mejora los síntomas. El tratamiento mejora el dolor, el malestar, la erupción y acorta la curación.

El aciclovir oral no cura la infección, pero reduce la duración y severidad de los síntomas en la infección primaria y también reduce la extensión de ataques secundarios. También reduce el riesgo de contagio. Puede usarse en el primer episodio y repetidamente. Para un máximo beneficio durante los brotes, la terapia debe comenzar tan pronto como aparecen los primeros síntomas (anteriores a la úlcera) o en cuanto se notan las ampollas.

El aciclovir tópico es también efectivo, pero debe ser aplicado más de 5 veces al día. Durante las primeras 24 horas es conveniente aplicar la pomada cada hora, lo que reducirá mucho el tiempo de curación.

Los baños calientes pueden aliviar el dolor asociado a las lesiones genitales. También se recomienda una limpieza muy suave con agua y jabón. Si aparecen las lesiones de la infección secundaria en la piel, puede ser necesario un antibiótico tópico como Neomicina, Polimixina B y Bacitracina en pomada. A veces también pueden necesitarse antibióticos orales.

La resistencia al aciclovir en el herpes se nota enseguida. Si los síntomas no mejoran rápidamente con aciclovir, está indicada una nueva evaluación de su médico.

EXPECTATIVAS

Una vez infectado, el virus permanece en su cuerpo para el resto de la vida. Algunas personas nunca vuelven a tener otro episodio en su vida y otras tienen frecuentes brotes durante el año. Las infecciones tienden a aparecer después de la relación sexual, exposición solar, y después de situaciones de stress. En individuos con un sistema inmune normal, el herpes genital permanece como dormido, pero la amenaza esta ahí siempre.

COMPLICACIONES

·        Enfermedad recurrente (frecuentemente).

·        Encefalitis (raramente).

·        Expansión del virus a otros órganos del cuerpo en gente inmunodeprimida.

·        Mielopatía transversa.

·        Incontinencia.

CUANDO ACUDIR AL MÉDICO

Llame a su médico si tiene algún síntoma indicativo de herpes genital.

¿QUÉ MÉDICO ME PUEDE TRATAR?

·        ESPECIALISTAS EN ENFERMEDADES INFECCIOSAS

·        GINECÓLOGOS

 

 

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

DESCRIPCION:
Este es un virus de la familia ADN, actualmente se encuentra ampliamente difundido en todo el mundo, diversas series de investigación, lo han ubicado entre el 36% y el 74% de la población. Es totalmente asintomático y se puede ser portador toda la vida sin saberlo. Actualmente se consideran tres formas importantes de contagio: a) Transmisión vertical madre-hijo, cuando la madre gestante, portadora del VPH, se lo transmite al feto o al Recien nacido, durante el momento del parto, b) A través de las relaciones sexuales, es la forma mas común de contagio, se ha calculado, que entre el contagio y la aparición de alguna lesión, puede existir un período que oscila entre 3 meses y 16 años, c) Contacto con utensilios de baño humedos, recientemente utilizados por un portador, ej: jabones, cepillos dentales, etc, al secarse estos, el virus muere. Se conocen actualemnte alrededor de 60 cepas de este virus, siendo las de mayor importancia las cepas 6, 11, 16, 18, 31, y 33, las cuales causan a nivel genital especialmente en la mujer, las llamadas verrugas genitales o condilomas, además, cada día estamos mas convencidos de la relación entre el VPH y la aparición de neoplasias malignas en el Cuello Uterino. Las neoplasias del Cuello Uterino tambien denominadas NIC (Neoplasia Intrapitelial Cervical), son lesiones donde células malignas, toman el lugar de las células benignas, en los diversos estratos del epitelio escamoso que recubre el Cuello Uterino, asi tenemos que cuando esta afectado solo el tercio interno de este epitelio se denominan NIC grado I, cuando afecta 2 tercios del epitelio se denominan NIC grado II, y cuando afectan la totalidad del epitelio, se denominan NIC III, o Carcinoma in Situ, hasta este punto, estas lesiones son curables en su totalidad, pero de no hacerse diagnóstico a tiempo y permitir el avance de estas lesiones, las mismas se convertirán en Cáncer invasor, la cual constituye hoy en día la primera causa de muerte en la mujer Venezolana.
COMO SE HACE EL DIAGNOSTICO:
La mujer debe obligatoriamente asistir a la consulta de un Especialista en Ginecología que esté bien capacitado y actualizado, tanto en los métodos diagnósticos, como en la terapéutica, al menos una vez cada 6 meses, durante toda su vida reproductiva, y una vez al año, despues de la menopausia. El Ginecólogo, practicará un reconocimiento general, examen de la Vulva, de la Vagina y exhaustivamente del Cuello Uterino, tomará una muestra para citología o Test de Papanicolau, y luego realizará un estudio de Colposcopia, este último exámen, consiste en la evaluación directa del Cuello Uterino, con un lente binocular de gran aumento denominado Colposcopio,el cual permite visualizar las llamadas atipias epiteliales (tejido de aspecto anormal), de encontrarse ésta presente, se tomará de inmediato una pequeña muestra del tejido (biopsia), la cual se enviará al laboratorio para su estudio histológico y determinar dentro de que categoría se encuentra la lesión. La citología, en los mejores laboratorios y utilizando la mejor técnica, tiene capacidad para realizar el diagnóstico de VPH y NIC en tan solo el 70% aproximadamente de las mujeres que padezcan estas lesiones, mientras que la Colposcopia, en manos de un Especialista bien capacitado, tiene una efectividad diagnóstica del 94% al 98%, por lo tanto ambos métodos deben ser utilizdos en forma conjunta ya que son complementarios.
TRATAMIENTO:
El VPH como tal, no tiene cura, las personas portadoras, lo serán para toda la vida, sin embargo, las lesiones si son curables, por lo que ante la presencia de una lesión por VPH o de NIC en el Cuello Uterino, esta debe ser tratada hasta eliminarse, posteriormente la mujer será evaluada en forma exhaustiva cada 3 meses por 2 veces, si se demuestra que no ha reaparecido la lesíon, volverá a su control de rutina cada 6 meses.
METODOS DE TRATAMIENTO:
Durante muchos años, los Ginecólogos hemos luchado contra este flagelo utilizando varias formas de tratamiento, tales como la destrucción del epitelio cervical con Acido Tricloro Acético (hoy en desuso), Congelación del epitelio del Cuello Uterino con sistemas de Criocirugía, y las mas modernas técnicas de Rayos Laser y Radiocirugía de Alta Frecuencia.
La Criocirugía ha caido en desuso, debido a que posterior al tratamiento, la mujer presenta una secreción vaginal acuosa, abundante, que puede durar hasta 3 semanas y la cual resulta muy incómoda, la terapeutica con Rayos Laser, tambien ha dejado de utilizarse, debdido al alto costo y a que los resultados no fueron del todo buenos, es por eso que desde 1994, utilizamos exclusivamente la RADIOCIRUGIA DE ALTA FRECUENCIA, éste es un método, sencillo, económico y sumamente eficaz, se realiza en el propio consultorio del médico, toma aproximadamente 15 minutos la intervención, la cual es realizada con anestesia local, totalmente sin dolor, al concluir, la paciente pude regresar a sus labores habituales, ya que no amerita ningun tipo de reposo. Dentro de sus ventajas tememos en primer lugar, el hecho de que la zona del cuello uterino afectada por el VPH, condiloma o donde se encuentre una NIC, será extirpada en su totalidad y tanto el Médico, como la paciente, estarán tranquilos respecto a la eliminación del proceso patológico. por esta razón, recomendamos hoy en día el uso de la RADIOCIRUGIA DE ALTA FRECUENCIA tambien llamada ASA DIATERMICA, como el método de primera elección, para el tratamiento de las lesiones por VPH, Condilomas y NIC